5 MOTIVOS POR LOS QUE DEBES APRENDER BODYSURF

Nos gusta ser activos. La naturaleza siempre será nuestro gimnasio favorito, y sentimos una doble satisfacción cuando pasamos un día al aire libre haciendo ejercicio casi sin darnos cuenta. Cuando amas lo que haces, el tiempo vuela. En este artículo vimos los beneficios de la natación, el mar y las olas y aquí tenemos los 5 motivos por los que debes aprender bodysurfing.

01

Tendrás la excusa perfecta para visitar sitios increíbles

Visitar nuevas playas es uno de nuestros hobbies y a través del bodysurfing tendrás una excusa adicional para practicarlo. Viajar, conocer nuevos sitios, culturas, costumbres, comidas típicas… nos encanta y con el bodysurfing podemos compartirlo con nuestros amigos aficionados. ¿Alguien ha dicho surfari?

02

Entrenarás tu fuerza, elasticidad y cardio

El bodysurfing es el ejercicio más completo posible y con el conseguirás aumentar tus músculos y condición física. Piernas, tronco, brazos y espalda se trabajan al mismo tiempo mientras te marcas una sesión de olas. Tu agilidad, capacidad pulmonar y reflejos también aumentan gracias al movimiento constante del mar. De una forma global podemos afirmar que desarrollamos habilidades difíciles de trabajar en seco o con sólo un ejercicio de repetición: el bodysurfing es un conjunto, un todo.

03

La observación y la paciencia

Hablamos en el punto anterior de habilidades y es ésto lo más difícil de entrenar. La paciencia es la madre de las ciencias pero desafortunadamente vivimos en un mundo en el que no tenemos tiempo para ello. La observación de la naturaleza requiere de los mismos ingredientes. Cuando vamos a coger olas se inicia un proceso de conocimiento de las condiciones y la observación, aunque sólo dure unos minutos, será esencial antes de meternos en el agua. El bodysurfing es nuestro aliado, nos ayudará a conocer mejor nuestro entorno y a respetarlo, sentiremos en nuestra piel los movimientos de las mareas y corrientes, la fuerza de las olas y el placer de dejarte llevar por ellas.

04

Haz algo diferente

Ya sabemos que la vida es corta. Vive experiencias y no dejes de probar actividades que merezcan la pena ser recordadas. La vida son momentos y con el bodysurfing recordarás más de uno. Déjate llevar, pruébalo y cuéntaselo a tus amigos. ¿Cuántos de ellos lo han probado?

05

Diversión

El mar es una fuente inagotable de muchos recursos, pero quizás uno de los más importantes es la diversión que nos proporciona. El bodysurfing es una actividad sencilla que reporta grandes beneficios y una sonrisa imborrable al salir del agua. Es un motivo que no tiene precio y que lo conseguirás desde el primer día que lo practiques. ¡Vamos al agua!

0