¿VAS A SURFEAR EN EL MAR?

VEAMOS ALGUNOS PUNTOS CLAVE PARA QUE SEA UNA SESIÓN 100% DIVERTIDA.

Antes de meternos al agua debemos tener en cuenta varias recomendaciones:

¿Cómo está el mar?  

Consulta las condiciones de la costa y las mareas, cómo son las corrientes y, si no conoces esa playa, pregunta a algún amigo por su naturaleza y el tipo de fondo. ¡Es muy importante!

Aprender ciertos consejos y recomendaciones de bodysurfing hará que te muevas más rápido como pez en el agua, entenderás mejor las corrientes y movimientos del mar y podrás hacer movimientos como con ninguna tabla.

¿Alguna vez te ha pasado esto? Has ido demasiado lento y la ola ha pasado de largo, pensabas que era una buena ola y al final no tiene fuerza suficiente, has intentado coger la ola desde las espumas, has empezado a coger la ola pero ha roto y te has parado enseguida… te vendrá genial un poco de lectura ¡no te pierdas todas las guías de BOFF!

Arrímate al sol que más calienta. Un calentamiento previo te hará sentirte más cómodo en el agua, mejorando tu rendimiento y elasticidad. El mar es un entorno natural con mucha energía, para cualquier movimiento será mejor estar prevenido:

  • Realiza varios minutos de rotaciones en tobillos, rodillas, brazos y hombros.
  • Tus gemelos, cuádriceps y espalda lo agradecerán. Realízalos concentrándote en cada movimiento.
  • Nuestra columna vertebral. Realiza giros y estiramiento en dorsales, cervicales y lumbares.
  • Últimos preparativos. Disfruta de las vistas desde la orilla dando una carrerita continua de 10 minutos. Piensa en lo bien que lo vas a pasar y visualízate en el tubo de la ola. ¡Vamos al agua!
0