PERFECCIONA TU TÉCNICA: TRUCOS Y TUTORIALES

En la práctica del bodysurf estamos permanentemente en contacto con el mar o el océano, lo que nos permite tener una sensaciones que sólo podemeos conseguir con esta práctica. No obstante, hay una gran variedad de tricks o maniobras para que llevemos nuestro rendimiento a otro nivel. ¿Ya has conseguido hacerlos todos?

Los trucos o maniobras se clasifican, incluso a nivel reglamentario, en dos tipos: simples y complejas.

Los trucos simples, en orden de dificultad creciente son:

  • Bodysurfing convencional: deslizamiento de olas. El básico. La ejecución perfecta de esta maniobra sería con el brazo interior extendido y el brazo exterior bien escondido o levantado como guía de equilibrio.
  • Deslizamiento de espaldas (backslyding). De espaldas al mundo: nos deslizamos con nuestra espalda en la pared de la ola.
  • Spinner: una pirueta de 360​° sobre nuestro eje horizontal en el sentido de la rompiente. Por ejemplo, si la ola es de derechas, hacemos el giro con la mano derecha como delantera. Este giro se ejecuta asegurando que los brazos estén controlados y que la fluidez del deslizamiento no afecte a la ola.
  • Spinner inverso. Un mismo giro de 360° en sentido contrario que el spinner regular.
  • Medio giro (half spinner). Truco similar al spinner solo que nos quedaremos a mitad de camino para continuar deslizándonos por la ola sobre nuestra espalda haciendo un backslyding.
  • Entrar en el tubo: un clásico. Mantente a la velocidad y posición adecuada para posicionarte dentro del tubo de la ola.

Los trucos complejos serían los siguientes, también en orden de dificultad creciente:

  • Cambio de dirección. Mientras nos deslizamos hacemos un cambio desde la parte exterior de la pared (outside) a la zona de rompiente de nuevo (shorebreak).
  • El delfín: en la fase de despegue, cuando empezamos a coger la ola, debemos manternos bajo el agua o en cualquier otro momento durante el viaje de la ola.
  • El rulo: el bodysurfer mantiene su posición y aterriza sobre el pecho. A continuación hacemos un giro para volver al rizo de la ola con los brazos abiertos describiendo una espiral.
  • Voltereta hacia adelante: en un punto de nuestro ride hacemos una voltereta hacia delante, manteniendo después nuestra posición y continuando el deslizamiento sobre la ola.
  • El loop o un 270°. Podemos separar este truco en dos pasos: un primer giro de 90° sobre la vertical de la ola para inmediatamente realizar otro giro de 180°. Elevamos nuestro tronco y aletas y giramos en plano sobre nuestra barriga. Después hay que seguir con el ride!
  • 360. Voltereta sobre el eje vertical. Inclinamos la cabeza hacia nuestro tronco, consiguiendo girar por completo y hacia delante nuestro cuerpo.

¡Todo es cuestión de práctica! Nuestro consejo es que te centres en una pirueta concreta y la practiques hasta conseguirla. Lo bueno del bodysurf, que al coger tantas olas, tendrás muchas oportunidades para practicarlas. ¡Coge tu BOFF Hanplane y al agua!

0